Emociones y búsqueda de empleo

Enviado por Laurapitiusa el Jue, 21/05/2020 - 09:59

Nos explican que nuestro empleo es importante para sentirse realizado, dentro de esta sociedad es otra de las cualidades que nos define y tenerlo o no nos hace más o menos interesantes. Al perder un trabajo muchas emociones se disparan, la pérdida no es fácil en ninguna de sus variantes, no iba serlo en esta. Las emociones más frecuentes que podemos sentir son la rabia y la tristeza, nos podemos llegar a sentir culpables por no haber sido capaces de cumplir las expectativas de la empresa, pero en muchas ocasiones, muchas, el problema no ha sido nuestra dedicación y profesionalidad, el problema son las circunstancias externas, una crisis, reducción de plantilla, etc. Aunque cueste, debemos separarnos de todo lo que rodea esa situación y pensar cómo me siento, pensar en qué puedo hacer para mejorar esta situación y de qué recursos dispongo, tanto a nivel personal, como externo y si voy a necesitar ayuda. Si necesitas ayuda la encontrarás, hay muchos servicios de orientación laboral, tanto a nivel local, como de comunidad y estatal. Es cuestión de dar con buenos profesionales y implicados, personas que además de acompañar en la búsqueda de empleo, estén cualificadas para contener y ayudarnos a gestionar nuestras emociones, porque no nos equivoquemos, todo el proceso de pérdida y búsqueda de empleo va íntimamente ligado a nuestro estado emocional. Si tenemos la suerte de dar con profesionales implicados tanto a nivel laboral como humano, tendremos algo muy positivo para poder aprovechar y sumar a nuestra perseverancia y motivación. 

En conclusión, analiza lo sucedido, deja salir todas tus emociones, si no fluyen se estancan,  anota aquello que hay que mejorar y también lo que está y suma, todos tenemos puntos fuertes y débiles, hay que reconocerlos y aceptarlos y mejorar lo que se pueda.  Prepara tus objetivos, reales, sin grandes pretensiones, poco a poco, porque de lo contrario llega la frustración, no empieces por crear grandes expectativas, hay que ser paciente y persistente en la búsqueda de empleo. Durante todo el proceso no te olvides de parar de vez en cuando y analizar cómo te sientes y si ves que algo se ha desequilibrado intenta volver a colocarlo, ningún proceso es fácil, pero con actitud y una dosis alta de paciencia, volverás a sentirte motivado y conseguirás tus objetivos. 

Comentarios